La comuna volvió a recibir a puntanos y familias de afuera que llenaron la plaza Juan W. Gez y la convirtieron en una gran peña al aire libre.