El Gobierno provincial amplió los lugares de alojamiento, asumiendo los costos, para que los puntanos que están fuera de la provincia, realicen la cuarentena obligatoria. “Todo este esfuerzo que hacemos es para que pronto todos puedan volver a su casa”, comentó el gobernador Alberto Rodríguez Saá.