El Gobierno provincial ejecuta la obra que abarca 800 metros de caños y permitirá a los vecinos circular sin inconvenientes.