En pos de garantizar los derechos del usuario, inspectores del Gobierno provincial verifican que los colectivos cumplan con los horarios y frecuencias establecidos por contrato.