Se puso en marcha una nueva etapa del aislamiento focalizado por la pandemia en la provincia de San Luis. Comercios minoristas, centros de estética, peluquerías y barberías, profesiones liberales, fábricas e industrias y obra privada funcionan, tras recibir la autorización del Comité de Crisis, y con el compromiso de respetar los distintos protocolos. “Apenas abrimos tuvimos como 6 ventas”, señaló un vendedor.