El Gobierno de San Luis ejecuta una puesta en valor del refugio, ubicado en el paraje La Cortadera, entre San Francisco y La Carolina. Incluye construcción de baños, pórtico e iluminación.