Las comunidades de Los Chañares, La Lomita, Cerrito Blanco, Pizarras de Bajo de Véliz y Los Lobos vivieron con alegría y emoción esta iniciativa educativa en esos parajes.