El objetivo es incrementar los índices productivos y mejorar la calidad de vida del sector agropecuario puntano. Además, desde el Gobierno se lanzaron otras dos iniciativas: al Plan Provincial Pasturas Sur accederán 100 establecimientos ganaderos, mientras que se controlará el estado sanitario de 18.000 caprinos.