La obra abarcó una superficie de 3.000 metros cuadrados y quedó acondicionada con juegos, iluminación y senderos. Además, se realizaron murales y se pintaron los bancos.