La cartera medioambiental plantó 430 frutales en diferentes establecimientos educativos con el fin de promover la cultura frutícola desde las aulas. Además, capacitaron a los chicos para que sean ellos los responsables del cuidado de los árboles.