Se trata de un programa, que entrará en vigencia este miércoles y cuyo trámite es voluntario, gratuito y para todos los titulares de inmuebles de la provincia, a los fines de evitar que sea ejecutada o embargada por alguna deuda que contraiga su titular.