Lo anunció el gobernador Alberto Rodríguez Saá. En el predio, que cuenta con todos los servicios necesarios, se dispondrán cerca de 700 camas.