El ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Sergio Freixes, mantuvo un encuentro con la intendenta de la localidad, Stella Acosta, y representantes del sector plástico. El objetivo es reactivar una nave industrial abandonada y convertirla en una fábrica de plásticos.