El intendente de San Francisco del Monte de Oro solicitó la intervención de la Asociación de Agua Potable de la localidad, con la intención de asegurar la correcta provisión del recurso a los habitantes del pueblo y zonas aledañas. En lo inmediato, con la ayuda del Gobierno provincial, se puso en vigencia un protocolo de emergencia con camiones hidrantes para dotar de agua a las cisternas de la planta potabilizadora local.