La iniciativa de justicia educativa del Gobierno de San Luis ya está en marcha en un total de 69 escuelas rurales, beneficiando a alrededor de 500 alumnos que podrán finalizar sus estudios en sus pueblos y cerca de sus familias.