Ubicados en el noroeste de la provincia, concentran una población de 80 y 20 habitantes, respectivamente, y sus vecinos viven mayormente de actividades ganaderas y cultivos.