Está ubicada 20 kilómetros al sur de Nueva Galia, donde residen 50 familias. Los asesoraron sobre aspectos sanitarios del rodeo y detalles de la construcción para lograr una rápida habilitación. Con una inversión de $2 millones, la obra cuenta con un 70 % de avance.