El predio que homenajea a los vecinos que ayudaron en la tragedia del 2 de noviembre de 2011, tuvo un encuentro rodeado de juegos para toda la familia.