Personal de la cartera productiva reemplazó dos cabras que habían sido detectadas positivas en análisis de brucelosis. El cambio fue por animales sanos y de alta calidad genética, provenientes del módulo caprino de Sol Puntano.