La cartera medioambiental recorre diferentes zonas alcanzadas por las llamas para analizar, por un lado, la situación de los productores agropecuarios y, por otro, la flora y la fauna provincial.