Lo dijo el nuevo intendente electo de la ciudad de San Luis, Sergio Tamayo, en la sede del PJ. Acompañado por el gobernador, Alberto Rodríguez Saá, el joven jefe comunal saludó a la militancia y expresó su deseo de trabajar en armonía con el Gobierno provincial en beneficio de los vecinos de la ciudad. “Vamos a asfaltar las grietas políticas”, dijo.