El Ejecutivo puntano invirtió más de 9 millones de pesos para la construcción de una cisterna y la optimización de la red de distribución. Con estas obras, se duplica la provisión de agua para la localidad lo que representa más progreso y calidad de vida para cada uno de sus habitantes.