Los chicos que se consagraron en la primera edición del certamen compartieron distintas actividades culturales, educativas y recreativas durante su estadía en la ciudad de Buenos Aires. Un viaje único con numerosas vivencias enriquecedoras.