En el límite entre San Luis, La Rioja y Córdoba se atendió a 27 personas por distintas dolencias y controles.