En las residencias del “Madre Catalina” se montan camas, biombos y todo lo necesario para que en caso de ser necesario, se realice el aislamiento de contagiados.