Alumnos, docentes, padres y hasta los vecinos de los establecimientos podrán ver los partidos que se proyectarán en pantallas gigantes y por señal satelital que el Estado proveyó. Los chicos harán distintas tareas motivados por la Copa del Mundo.