Cada sábado por la tarde abuelos y abuelas se reúnen en el Complejo Molino Fénix para compartir una jornada de baile, alegría, juegos y recreación.