La fuerte tormenta que azotó a la localidad dejó vidrios, caños, tanques y membranas rotas. Las cuadrillas de Infraestructura Escolar comienzan con las tareas para reparar los establecimientos.