El Gobierno provincial ejecutó la obra que abarca 800 metros de caños. La inversión evitará inundaciones sobre la avenida principal y calles circundantes.