Mediante la Cédula de Identidad Provincial Electrónica (CIPE) 3.0, las personas pueden seguir la marcha de los expedientes en los que estén involucrados.