La mayoría fueron cometidas por turistas que ingresan a pasar sus vacaciones en la provincia. La falta del matafuego y el no uso del cinturón de seguridad son las faltas más recurrentes.