“Debemos continuar buceando en nuestra realidad, expresándonos en un lenguaje propio, puntano y americano que, si aún no está resuelto, debemos ayudar a descubrir con autenticidad y honestidad”, sostenía el artista plástico que murió este año. Familiares, amigos y funcionarios compartieron anécdotas y reflexiones en una localidad inspiradora para “Quico”.