Son estudiantes del último año de esa institución educativa de Concarán. La iniciativa se llevó adelante con el Banco Central de Sangre de la Provincia y el hospital de esa localidad.