Así lo acordaron el Gobierno de la Provincia, el Obispado de San Luis y las respectivas intendencias y decidieron que ambas festividades se transmitirán a todos los fieles, a través de internet y otros medios de comunicación.