Bajo las estrictas medidas de seguridad e higiene que exigen los protocolos internacionales, una parte del principal centro asistencial de la provincia está destinada a la atención e internación de personas con coronavirus, patologías respiratorias o sospechadas de tener el virus.