Desde el lunes 15 de julio hasta el viernes 30 de agosto se abre una instancia de acción preventiva para evitar la propagación de incendios forestales. Este procedimiento se convierte en una herramienta para el manejo de los recursos naturales y la optimización de terrenos para la siembra.