En un emotivo y multitudinario acto, el primer mandatario puntano colocó la piedra fundamental y firmó el decreto para licitar una histórica obra de alto impacto social, que tendrá una inversión superior a los $6 mil millones y que se construirá en poco más de un año. “Tenemos que ubicar a la salud en el centro de la justicia social”, dijo el gobernador visiblemente emocionado.