Se trata de una iniciativa organizada por el Programa Juventud y Cultura de la ciudad villamercedina en forma mancomunada con el “Molino Fénix” y Casa de la Música. Gracias al desarrollo de estos talleres, vecinos de los barrios más alejados de la ciudad acceden de forma gratuita a un gran abanico de actividades.