Familias merlinas, de otras localidades y de diversos puntos del país disfrutan de la pileta, los juegos y los servicios del predio que depende del Gobierno de San Luis. La temporada de verano pisa fuerte en el Parque que se muestra renovado y con servicios de primer nivel. Más de 3.500 personas ingresaron durante el fin de semana pasado.