El Gobierno provincial y las brigadas solidarias, integradas por beneficiarios del Plan de Inclusión, iniciaron las tareas para ayudar a cada familia damnificada por los fuertes vientos que azotaron a la localidad el pasado martes. Además, el Ministerio de Ciencia y Tecnología continúa con la normalización de los servicios de comunicación.