El edificio educativo, ubicado en Riobamba 466 del barrio San Antonio, presenta numerosas falencias, que van desde serios problemas de humedad hasta hundimiento en parte de sus cimientos. Por ello, y en el marco del Plan Sueños Puntanos, se destinó una inversión de más de 10 millones de pesos para realizar su puesta en valor.