Se trata de las 10 empresas que prestan el servicio de transporte interurbano en la provincia y que se vieron perjudicadas por la quita de subsidios desde Nación. El préstamo otorgado por el Gobierno provincial y que se devolverá en 18 cuotas sin interés, asciende a $35 millones en total y fue destinado para que las empresas puedan afrontar, entre otras cuestiones, el pago del sueldo de los trabajadores. Alberto Rodríguez Saá entregó los cheques e instó a los empresarios a seguir trabajando.