La obra se hará en el curso final del cauce, donde forma el límite entre San Luis y Córdoba, y fue incluida en el acuerdo interprovincial firmado entre los gobernadores Alberto Rodríguez Saá y Juan Schiaretti.