Azotadas por una implacable sequía, las poblaciones de Santa Rita y El Valle comenzarán a recibir desde este miércoles camiones cisterna, mientras se trabaja en una solución definitiva para una provisión permanente y segura.