El ministro de Seguridad, Diego González, se reunió con el intendente calerino, Fernando Sosa, para tratar temas relacionados a la comisaría y la nueva fábrica de cemento, que redoblará la población, por lo que se buscará tener más control y prevención en la localidad.