En la zona del puesto de control policial, en el límite con la provincia de Córdoba, el Gobierno puntano desarrolla la repavimentación de la calzada.