Durante el año pasado, el Gobierno realizó pruebas a cerca de 7 mil chicos y chicas, de 12 años, de distintos puntos de la provincia. Este proceso tuvo el objetivo de recolectar información sobre el potencial deportivo de los niños de San Luis, para así implementar nuevas políticas para desarrollar las capacidades de los jóvenes puntanos.