Balance de gestión de la Cooperativa de Agua Potrero de los Funes

Miguel Ángel Vieira, presidente de la Cooperativa de Agua Potrero de los Funes, hizo un balance de la gestión durante 2018. Señaló que, a diferencia del año pasado, “este año mucha gente dejó de pagar su tarifa de agua, lo cual influyó en la realización de las obras que hubiéramos querido hacer para todos los vecinos”.

“Este año tuvimos muchos morosos. El año pasado se habían empezado a poner al día y se volvieron a atrasar, seguramente debido a la situación económica que atraviesa el país”, manifestó el Presidente de la Cooperativa. Si bien el agua es una de las tasas más económicas, cuando no se derrocha o se consume en exceso, “es lo primero que se deja de pagar porque este servicio no se corta a los vecinos sino sólo se ponen reductores de caudal y multas”, explicó Vieira y agregó que ni bien los abonados reciben las intimaciones y avisos de corte, deben acercarse a la Cooperativa para llegar a un acuerdo en cuanto a la deuda. “No deben esperar  a que se les coloque el reductor para venir a la Cooperativa sino que tienen que acercarse a hablar antes, cuando les llega el aviso, porque siempre se puede acordar la forma de pago”, señaló.

 

En 2017, la Cooperativa llegó a incrementar la recaudación hasta un 70%, con lo cual se pudieron realizar muchas acciones positivas para la entidad y los vecinos, tales como la compra de válvulas exclusas, compra de caños para mejora de distribución y ampliación de red, inicio obras de herrería para mejorar la seguridad de la Cooperativa, mantenimiento de los vehículos de la Cooperativa, entre otras. “Aunque nos hemos preocupado mucho por este tema y hemos llevado adelante las acciones necesarias, este año la recaudación bajó, permitiéndonos hacer las obras según el dinero que ha ingresado”, aseguró Vieira. No obstante, la Cooperativa no posee deudas y está al día con sus obligaciones.

 

Este año, las obras realizadas a pesar de la baja en la recaudación fueron varias: se cambiaron muchos metros de caños que estaban en malas condiciones y se rompían por la presión del agua u otras causas. “Ha habido muchas roturas por la antigüedad de los caños y los hemos cambiado. Reparamos el azud y arreglamos caños que venían de las sierras, obra que no correspondía a la Cooperativa, pero que hicimos de todas maneras para no perder tiempo y tener el servicio en condiciones para nuestros vecinos”, explicó el Presidente de la Cooperativa.

 

También se hizo ampliación de red en varios barrios que lo solicitaron, obras que demandaron más de 600 metros de extensión de cañería para llevar el agua potable a los vecinos que no lo tenían. Se realizaron muchas nuevas conexiones, con la compra e instalación de los correspondientes elementos para tal fin.   

 

Asimismo se bancarizaron todos los empleados de la entidad para agilizar trámites y pagos; se compraron uniformes, borceguíes, botas, remeras y pantalones para todo el personal; se pusieron en condiciones los vehículos de la Cooperativa para cubrir todas las emergencias y necesidades con celeridad; se compraron y cambiaron los flotantes permitiendo que el agua de las piletas no se pierda y se hicieron las tareas habituales que la Cooperativa lleva a cabo durante todo el año como la limpieza permanente de piletas de carga y filtros, análisis mensuales para asegurar la potabilidad del agua que distribuye la planta, compra de elementos para conexiones, entre otras.

 

“Este año que comienza, nuestro propósito es terminar de arreglar las piletas que tienen fisuras, cambiar la instalación eléctrica de la Cooperativa que está muy vieja y es riesgoso para los trabajadores; queremos tener nuestro propio laboratorio de análisis de agua para evitar un gasto externo; arreglar la sala de bombas, darle más seguridad a todo el predio de la Cooperativa; colocar un portón nuevo, ampliar la cochera, entre otras cosas,  todo lo cual depende de la recaudación”, indicó Vieira con la esperanza que el inicio del verano implique también la regularización de deudas y el pago en tiempo y forma de la tarifa de agua.

 

“Mi deseo es que en 2019 podamos avanzar un poco más para que la próxima gestión tenga todo ordenado y siga avanzando sobre lo que nosotros hemos hecho. Nuestras finanzas están muy bien y aunque hubiéramos querido hacer más cosas, no se pudo por los costos y la baja recaudación. De todas formas, cada peso que ingresó fue reinvertido en la Cooperativa”, aseguró Vieira.

 

Finalmente, el Presidente de la Cooperativa señaló que los avances que pueda tener la entidad dependen exclusivamente de una toma de conciencia por parte de los vecinos en ponerse al día con su pago mensual del agua. “Pagando la tarifa avanzamos juntos en obras y mejora del servicio”, concluyó Vieira.

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.