Se trata de las empresas Solucer y Aminutric, que desarrollan un ambicioso proyecto que busca transformar determinados residuos en productos útiles para el sector rural.