Las revisiones y muestreos de los ejemplares son llevados adelante por la cartera productiva a fin de mantener el estatus sanitario de la provincia y aportar genética a los pequeños productores bovinos.